TAP Portugal  
 
 
 
 
 
 
gravidas

Embarazadas

Si está embarazada y va a viajar en avión, lea esta información.

     
 

Las pasajeras embarazadas sin complicaciones previas pueden viajar en los vuelos operados por TAP hasta la semana 36 de gestación, o hasta 4 semanas antes de la fecha de parto prevista.

Las pasajeras embarazadas de gemelos, trillizos, etc., sin complicaciones previas, pueden viajar en los vuelos operados por TAP hasta la semana 32 de gestación.

En ambos casos, las futuras madres deben disponer de declaración médica —a partir de las 28 semanas— que certifique que su embarazo no tiene complicaciones, así como el tiempo de gestación.

En ese documento, el médico deberá declarar también que el embarazo no supone un impedimento para viajar en avión.

Será necesaria la autorización previa de un médico de TAP en las siguientes situaciones:

  • embarazo de riesgo y alto riesgo
  • embarazo con complicaciones
  • embarazo de más de 36 semanas
  • embarazo de gemelos, trillizos, etc., de más de 32 semanas
  • existencia de dudas sobre el tiempo de gestación y sobre la fecha de parto prevista
  • previsión de complicaciones en el parto
  • riesgo de aborto o aborto reciente

En cualquiera de los casos anteriormente mencionados, el impreso MEDIF (Part 2) de TAP deberá ser cumplimentado por el médico de la pasajera y enviado a TAP Portugal.

Una vez que este documento haya sido analizado por un médico TAP, la pasajera será informada de si puede viajar y en qué condiciones.

Se realizarán las diligencias necesarias para asegurar el bienestar y la comodidad de la pasajera embarazada.

Recomendaciones durante el viaje:

  • Ir al aeropuerto con la suficiente antelación para realizar todos los procedimientos de embarque y traslados en el aeropuerto de manera tranquila
  • Solicitar un asiento junto al pasillo para que resulte más fácil ir a los servicios o dar pequeños paseos, especialmente en trayectos más largos
  • El uso del cinturón de seguridad es obligatorio y deberá ir colocado debajo del abdomen, en la región pélvica, de manera que no comprima el útero
  • Se desaconseja la ingestión previa al vuelo, o durante el mismo, de bebidas gaseosas y verduras que agravan la formación de gases en el intestino y que pueden causar molestias durante el vuelo
  • El ambiente en cabina es más seco que en tierra, por lo que las mujeres embarazadas deberán beber agua frecuentemente durante el viaje en avión
  • Para reducir el riesgo de trombosis venosa, especialmente en viajes que duren más de 3 horas, las mujeres embarazadas deben realizar ejercicios en el asiento moviendo las extremidades inferiores.

En el lugar de destino:

  • Si se cruzasen más de tres husos horarios, es recomendable intentar adaptar el organismo al ritmo local, comiendo a las horas típicas del lugar de destino, exponiéndose a la luz solar y realizando ejercicio moderado como pequeños paseos. De este modo, el reloj biológico podrá adaptarse más rápidamente.
  • En las mujeres embarazadas están contraindicados los medicamentos para el jet-lag.

No se recomienda el transporte hasta 7 días después del parto o a un recién nacido en las mismas condiciones. 

Contenidos Relacionados