TAP Portugal  
 
 
 
 
 
 
conselhos_saude

Viajes en avión y situaciones médicas particulares

Para uno que viaja con alguna situación médica particular.

     
 

Si se siente identificado con alguna de las situaciones descritas a continuación, o si padece otra enfermedad grave o incapacitante, debe solicitar una autorización médica para volar (MEDIF) a la compañía aérea.

Envíe a TAP Portugal el impreso  MEDIF (Part 2) debidamente cumplimentado por su médico de cabecera. Una vez que este documento haya sido analizado por un médico de TAP, la compañía aérea informará al pasajero sobre si puede viajar y en qué condiciones.

No se olvide de llevar consigo en el avión su medicación habitual como equipaje de mano y de tomarla siempre de acuerdo con la prescripción médica.

A TAP Portugal aconseja: si usa medicación inyectable (ej.: insulina) y va a viajar a un país de recursos limitados, lleve siempre consigo una provisión de medicamentos, agujas y jeringuillas suficiente para el viaje y la estancia, así como la respectiva indicación médica por escrito.

Deberá solicitar una autorización médica para volar en los siguientes casos:

  • Si está escayolado o tiene tablillas de inmovilización 
  • Sufre alguna enfermedad cardíaca crónica (ej.: angina de pecho, insuficiencia cardíaca...) 
  • Sufre alguna enfermedad respiratoria crónica (ej.: bronquitis, enfisema...) 
  • Si ha sufrido un infarto de miocardio agudo recientemente 
  • Si ha sufrido un accidente cerebrovascular recientemente
  • Presenta una enfermedad infecciosa activa o contagiosa no tratada 
  • Presenta una enfermedad psiquiátrica no controlada 
  • Intergreso hospitalario reciente 
  • Cirugía reciente, en particular torácica, abdominal, craneal u ocular 
  • Necesidad de transporte en camilla 
  • Necesidad de cuidados médicos, de enfermería o paramédicos 
  • Necesidad de oxígeno extra u otro equipo médico a bordo 
  • Si está embarazada con complicaciones o después de la 36.ª semana de gestación o de la 32.ª semana cuando la gestación es múltiple 
  • Si viaja con un bebé con edad inferior a 7 días.

Y también:

  • Si se siente enfermo, febril, con tos persistente o vómitos 
  • Sufre de diabetes o epilepsia, con complicaciones recientes y/o cuando existan otras patologías con las que el vuelo pueda interferir
  • Siente falta de aire al andar o al subir escaleras 
  • Presenta manchas en la piel que pueden ser compatibles con una enfermedad contagiosa 
  • Presenta confusión mental, comportamiento extraño o inapropiado, principalmente que sugiera intoxicación por alcohol o drogas 
  • Presenta una enfermedad no controlada o susceptible de agravarse debido al viaje 
  • Presenta una condición física o de comportamiento que pueda ser peligrosa o incómoda para el resto de pasajeros, principalmente en lo que se refiere a las cuestiones de seguridad del vuelo, puntualidad de la operación o posibilidad de potenciar discrepancias en el vuelo.

 

Para viajar solo deberá ser capaz de:

  • Respirar espontáneamente sin necesidad de oxígeno suplementario
  • Alimentarse autónomamente;
  • Trasladarse de su asiento a la silla de ruedas
  • Comunicarse con la tripulación y seguir sus consejos o instrucciones
  • Usar el baño sin ayuda de la tripulación
  • Administrar su propia medicación

 

Deberá hacerse acompañar por otro pasajero sin ninguna enfermedad relevante si es incapaz de:

  • Desabrocharse el cinturón de seguridad, abandonar su lugar y llegar a una salida de emergencia sin ayuda
  • Ponerse y quitarse el chaleco de seguridad sin ayuda
  • Poner la máscara de oxígeno sin ayuda
  • Comprender la información de seguridad o cualquier consejo o instrucción dados por la tripulación de forma accesible, en caso de emergencia

 

Esta lista constituye una orientación para las situaciones médicas más frecuentes. En caso de duda, o para concertar una consulta para el pasajero, contacte con  UCS - Cuidados Médicos de Saúde.