5 lugares que no puede perderse en Toronto

Multicultural es probablemente la palabra que mejor define a Toronto. Chinatown, Greektown, Koreatown, Little Portugal, Little India y Little Italy son algunas de las muchas comunidades extranjeras que hacen de la ciudad su hogar. Y lo mejor de todo es que no faltan lugares emblemáticos para explorar, ya sea solo, con amigos o en familia. Le dejamos aquí cinco atracciones que no puede perderse en Toronto.
1
Ripley's Aquarium of Canada
Si bien los acuarios mantienen a los animales prisioneros y fuera de su hábitat, pueden desempeñar un papel clave en la sensibilización de la población, especialmente de los jóvenes, sobre temas como la biodiversidad, el respeto y la conservación de los hábitats acuáticos. El Ripley’s Aquarium of Canada es uno de esos casos.

Se encuentra junto a la CN Tower y, con sus 5,7 millones de litros de agua, es uno de los acuarios más grandes de Norteamérica. Con suerte, podrá observar la alimentación de las rayas o ver a los buzos veterinarios cuidando de los animales. Es, sin duda, una visita para ser incluida en cualquier lista con qué hacer en Toronto. ¡A los niños les encantará!
1
Casa Loma
Corría el año de 1911 cuando sir Henry Pellatt —considerado un visionario— contrató al arquitecto E. J. Lennox para crear un castillo de estilo eduardiano en la cima de una colina con vistas a la ciudad de Toronto. Tres años más tarde, el sueño se hacía realidad.

Una vez construida, la Casa Loma fue una casa familiar durante menos de una década, hasta que el aumento de los impuestos y las vicisitudes de un Canadá en tiempos de guerra obligaron a los Pellatt a abandonar su «castillo».

Hoy en día, la Casa Loma ha sido transformada en un museo y es uno de los principales edificios históricos de la capital de Ontario. Aunque a veces parezca un edificio fuera de lugar, disfruté recorriendo, en compañía de una audioguía, el invernadero de la casa, la biblioteca y el salón, los increíbles aposentos de sir Pellatt y, principalmente, de lady Pellatt. Además de subir a las dos torres del castillo. No deje de visitarla, ¡no se arrepentirá!
 

 
1
Distillery District
El Distillery District, que en su día fue una importante destilería de whisky, es una enorme zona peatonal situada al este de Toronto, actualmente repleta de cafeterías y restaurantes, galerías de arte y tiendas alternativas, boutiques indie y esculturas al aire libre. Recuerda a la LX Factory de Lisboa.

Al igual que en Kensington Market, se respira creatividad, aunque en un ambiente un poco más hipster y elitista, en contraposición con la rebeldía grafitera de las calles de Kensington. Aun así, vale la pena conocerlo.

Y si viaja a Toronto en Navidades, sepa que el Distillery District alberga el gran Mercado Navideño de Toronto. ¡Otra atracción más que a los pequeños les encantará!
 
1
Cataratas del Niágara
La última sugerencia queda fuera de Toronto, pero visitar las Cataratas del Niágara es obligatorio en cualquier viaje a Ontario. Aunque el río Niágara es bastante corto, a lo largo de su curso se forman varias cataratas. La más grande, conocida en todo el mundo como Cataratas del Niágara, fue bautizada como Horseshoe Falls y tiene unos impresionantes 800 metros de ancho. Y no menos importante, ¡la fuerza de la corriente es abrumadora! En definitiva, siempre que no se lo imagine como un paraíso natural aislado, disfrutará conociendo no solo las cataratas sino toda la península del Niágara.
1
CN Tower
Una de las primeras cosas que debe hacer en Toronto es subir a la CN Tower. Se trata de una de las estructuras más altas del mundo, dedicada tanto a las comunicaciones como al turismo, con vistas panorámicas de toda el área metropolitana.

Mirar a través de los enormes ventanales de la planta de observación, a todo su alrededor, ayuda a comprender un poco mejor la organización de la urbe: desde el distrito financiero hasta las islas, pasando por los vibrantes (y casi sin edificios) barrios de Kensington Market y de la zona este de la ciudad.

Definitivamente, recomiendo una visita a la CN Tower, sobre todo al principio de su estancia en Toronto, para hacerse una idea global de la metrópoli.
Por Filipe Morato Gomes / Alma de Viajante

Explore nuestros destinos

Toronto
Canadá Toronto
Familia Cultura Compras