Contenido

3 lugares "fuera de caja" para conocer en Viena

En el conocimiento colectivo, Viena es casi siempre descripta como una ciudad burguesa y monumental y, tal vez por eso, nunca la capital austríaca estuvo entre mis destinos prioritarios. No podría estar más equivocado. Es cierto que el Palacio Schönbrunn, la Ópera, los bailes y los grandes museos continúan existiendo. Y por suerte. Pero hoy Viena es mucho más que eso: es también una ciudad vibrante y alternativa, con espacio para museos, cafés, tiendas y proyectos independientes más "fuera de caja". Acá hay tres de estos lugares más alternativos.
1

Museo KunstHaus Wien

Un pariente pobre entre los grandes espacios museológicos de Viena, el KunstHaus Wien es, sin embargo, un museo verdaderamente alucinante. Medio loco, medio genio, medio pintor, medio arquitecto y con una figura para recordar al cantante portugués António Variações, vi en el arte de Friedensreich Hundertwasser la locura delirante de Gaudí mezclada con el colorido vibrante de Miró y el trazo infantil de un niño.

Aunque no se entiende en la materia, la verdad es que he adorado la creatividad excéntrica y provocadora de Hundertwasser. Al punto de visitar su museo ha sido de las cosas más sorprendentes que hice en Viena. Sí, aunque no es uno de los más reconocidos, el KunstHaus Wien es muy probablemente, en términos de impacto en el visitante, uno de los mejores museos de Viena.
Bruxelas
1

Supersense

La Supersense es la apología del analógico en el corazón de Viena. Su café forma parte de los buenos cafés que conocí en Viena, pero es la tienda que se distingue de todo lo demás. En una zona de la ciudad llena de cafés, restaurantes de moda, tiendas y galerías de arte, la Supersense es la estrella improbable de la avenida Praterstrasse. Una mezcla entre estudio de grabación, café, estudio fotográfico, gráfica y tienda de elementos vintage y analógicos - pero una tienda difícil de catalogar.

En la Supersense, por ejemplo, puede identificar olores (en el laboratorio del olor); crear su propio vinilo; hacer fotografía analógica en polaroids; imprimir tarjetas e invitaciones usando letras de imprenta en sellos antiguos; y comprar diversos artículos, incluyendo las máquinas Polaroid y papel para las mismas. Debe incluir cualquier lista con qué hacer en Viena.
Ghent
1

Restaurante Hase & Igel (vegetariano)

El Hase & Igel es un restaurante vegetariano muy simple y con un toque hipster. Tiene un menú de almuerzo que incluye una sopa deliciosa y un plato vegetariano igualmente sabroso, servidos en una terraza con sólo cuatro o cinco mesas. No hay muchos otros restaurantes con mejor relación calidad/precio y lo mejor de todo es que se encuentra en una de las mejores zonas donde quedarse en Viena - un centro creativo donde vale la pena dejarse perder y usar como base para explorar la ciudad. ¡Recomiendo vivamente!
Por Filipe Morato Gomes / Alma de Viajante

Inspírese con nuestras sugerencias

Explore nuestros destinos

Viena
Austria Viena
Familia Cultura Romance
Ciudades más cercanas
      Seleccione la fecha
      Seleccione las fechas
      Gusta
      Ver versión accesible en Youtube.
      WishList
      Compartir