Contenido

Viajar embarazada - Consejos y normas

Embarazadas

Todo lo que necesita saber para viajar segura.

Incluso estando embarazada, no deje de disfrutar de un viaje a bordo de TAP. 
Conozca las recomendaciones que tenemos para usted y viaje segura.

¿Hasta cuándo puede viajar?

  • 36 semanas o hasta 4 semanas antes de la fecha prevista del parto para un embarazo sin complicaciones
  • 32 semanas Embarazadas de gemelos, trillizos, etc., para un embarazo sin complicaciones


En ambos casos, las futuras madres deben portar una declaración médica –– a partir de las 28 semanas –– que confirme que su embarazo no sufre complicaciones y en la que se indique el tiempo de gestación. 
En este documento, el médico debe también declarar que el embarazo no le impide viajar en avión.

Es necesaria autorización previa de un médico de TAP en las siguientes situaciones de embarazo:

  • de riesgo y alto riesgo;
  • con complicaciones;
  • sin complicaciones, con más de 36 semanas;
  • de gemelos o trillizos con más de 32 semanas;
  • existencia de dudas sobre el tiempo de gestación y sobre la fecha prevista para el parto;
  • con previsión de complicaciones en el parto;
  • riesgo de aborto o aborto reciente.

El médico que asiste a la pasajera debe cumplimentar el impreso Medical Information for Fitness to Travel - MEDIF (PDF, 0.1MB, EN) y enviarlo a TAP.

Una vez analizado este documento por un médico de TAP, la pasajera será informada sobre si puede viajar segura y en qué condiciones.

Recomendaciones útiles

Conozca algunos consejos prácticos que le ayudarán a sentirse más cómoda a lo largo del viaje.

Antes del vuelo

  • Desplazarse hasta el aeropuerto con la suficiente antelación para realizar todos los procedimientos de embarque y desplazamientos de manera tranquila;
  • Solicitar un asiento junto al pasillo para que resulte más fácil ir a los servicios o dar pequeños paseos, especialmente en trayectos más largos.

Durante el vuelo

  • El uso del cinturón de seguridad es obligatorio y deberá ir colocado debajo del abdomen, en la región pélvica, de manera que no comprima el útero;
  • Se desaconseja la ingestión previa al vuelo, o durante el mismo, de bebidas gaseosas y verduras que agraven la formación de gases en el intestino y que puedan causar molestias durante el vuelo;
  • El ambiente en cabina es más seco que en tierra, por lo que las mujeres embarazadas deberán beber agua frecuentemente durante el viaje;
  • Para reducir el riesgo de trombosis venosa, especialmente en viajes con una duración superior a 3 horas, las mujeres embarazadas deberán realizar ejercicios en el asiento moviendo las extremidades inferiores;
  • No se recomienda viajar en los 7 días siguientes al parto. Lo mismo se aplica a recién nacidos.

Después del vuelo

  • Si, durante su vuelo, ha atravesado más de 3 husos horarios, intente adaptar el organismo al ritmo local, comiendo a las horas típicas del lugar de destino, exponiéndose a la luz solar y realizando ejercicio moderado tal como pequeños paseos. De este modo, el reloj biológico podrá adaptarse más rápidamente;
  • No se aconsejan medicamentos para el jet lag durante el embarazo.