resultados
Ciudades más cercanas
    Gusta
    Ver versión accesible en Youtube.
    WishList
    Compartir
    Contenido

    Mozambique: el más bello litoral de África

    Mozambique: El Más Bello Litoral de África

    Entre Tanzania y Sudáfrica encontramos la costa litoral de Mozambique, que se extiende a lo largo de más de 2500 km. Aquí encontramos playas paradisíacas, aguas azul turquesa, corales, una animada capital y un crisol de culturas ancestrales que se cruzan desde hace milenios en las aguas del océano Índico.

    El Norte y la Isla

     El viaje puede empezar por lo menos obvio: si en la zona sur de Mozambique están situadas las atracciones más conocidas, al norte encontramos playas, islas y paisajes mejor preservados de la acción humana, y las culturas locales están más distantes de la influencia europea que todavía perdura en la capital.

    Pemba es una de las primeras paradas importantes en el viaje. Esta ciudad puerto, construida a inicios del siglo XX sobre una península de la bahía de Pemba, es actualmente la capital de provincia de Cabo Delgado. Es un lugar placentero y relajante, situado cerca de playas de arena blanca repletas de palmeras y baobabs.

    Desde Pemba podemos zarpar al Archipiélago de Quirimbas, un conjunto de 50 pequeñas islas que se extienden hacia el norte hasta la desembocadura del río Rovuma (que hace frontera con Tanzania). Además de admirar la fauna y la flora del parque natural de Quirimbas, los visitantes pueden dedicarse al buceo y descubrir las maravillas subacuáticas de los corales que rodean las islas.

    Más al sur, en la provincia de Nampula, es necesario de nuevo mirar hacia el mar, y encontrar la Isla de Mozambique, uno de los lugares más emblemáticos del país. Con una población mayoritariamente perteneciente a la etnia Makua (dominante en el norte de Mozambique), la isla fue ocupada por los árabes en el siglo IX, y la llegada de Vasco da Gama en 1498 supuso el inicio del dominio portugués. 

    A lo largo de los siglos, este lugar se transformó en un centro de comercio del océano Índico. Aquí se cruzaron las culturas de África, Europa, Arabia e Indias orientales, hecho que se refleja en el paisaje: en la parte norte de la isla, el fuerte de São Sebastião e iglesias portuguesas de los siglos XVI y XVII; en la parte sur, las tradicionales casas de macuti. Actualmente, la Isla de Mozambique es Patrimonio Mundial de la Unesco.



    La Costa Sur


    El sur de Mozambique está más poblado y urbanizado, y el litoral que aquí encontramos refleja también esa diferencia. 

    La extensión de costa que va desde Quissico hasta la provincia de Sofala está repleta de playas de arena fina, lagunas frescas, dunas, bosques de palmeras y un mar de profundo color azul. Esta es la región de Inhambane, una de las principales atracciones turísticas del país. Aquí, desde la costa, puede subir a bordo de un dhow —un tradicional barco a vela de origen árabe, típico en la costa oriental de África — y continuar en un periplo por las bellísimas islas del Archipiélago de Bazaruto, una de las maravillas naturales de esta región.

    De regreso a tierra firme, aproveche para visitar la capital de la provincia, que también lleva el nombre de Inhambane. La ciudad creció a partir de una factoría fundada por navegantes portugueses en el siglo XVI, y esta historia es visible en varios lugares del centro histórico de la población.


    Saliendo de Inhambane encontramos la playa de Tofo, un pequeño paraíso para bucear, con un arenal blanco en forma de media luna y una pequeña población animada y acogedora. Lo mismo puede decirse de la playa de Závora, más al sur, situada en una zona que se caracteriza por lagunas, aguas tranquilas de color azulado y muchas oportunidades para bucear y observar animales marinos y restos de naufragios. Después, es tiempo de descansar en uno de los diversos alojamientos y campings junto a la playa.

    Continuamos hacia el sur; recorriendo algunos centenares de kilómetros (de preferencia en un coche alquilado o en una excursión en grupo) llegamos finalmente a la capital mozambiqueña. Maputo es una ciudad dinámica a orillas del mar, llena de vitalidad. En las avenidas amplias encontramos mercados, tiendas y una arquitectura monumental en la que el periodo colonial se mezcla con el modernismo. Las noches están siempre repletas de ritmos animados en bares y clubes, y en la larga avenida del paseo marítimo puede observarse el amanecer sobre el Índico. En los alrededores de la ciudad encontramos playas bañadas por las aguas de la bahía de Maputo, como Ponta Malongane.

    Se recomienda asimismo un viaje en barco por el mar hasta la reserva natural de la isla de Inhaca. Situada a 40 km de Maputo, este es otro lugar indicado para unas vacaciones en contacto con la naturaleza y la fauna y flora típicas de esta parte del mundo.

    El viaje podría quedarse aquí, pero en caso de que decida explorar el litoral hasta el límite, continúe unos 100 km hacia el sur, en dirección a Ponta d’Ouro, situada muy cerca de la frontera con KwaZulu-Natal, una provincia de Sudáfrica. Esta playa de aguas turbulentas es bastante solicitada por turistas sudafricanos para la práctica de deportes náuticos. Al final de un viaje a lo largo de la frontera entre el mar y la tierra, nada como subirse a una tabla y enfrentarse a las olas.

    Inspírese con nuestras sugerencias

    Explore nuestros destinos

    Maputo
    Mozambique Maputo
    Aventura Playa