• Reservar vuelo
    Tipo de viaje
    toolbarsearch
    Solo podrá reservar online con millas los vuelos operados por TAP y TAP Express. Póngase en contacto con nosotros a través del Centro de Asistencia TAP Miles&Go.
    Fechas de viaje
    Fechas de viaje

    Primer vuelo

    Eliminar vuelo
    Solo podrá reservar online con millas los vuelos operados por TAP y TAP Express. Póngase en contacto con nosotros a través del Centro de Asistencia TAP Miles&Go.

    Segundo vuelo

    Eliminar vuelo
    Solo podrá reservar online con millas los vuelos operados por TAP y TAP Express. Póngase en contacto con nosotros a través del Centro de Asistencia TAP Miles&Go.
    Número de pasajeros
    ¿Qué clase de viaje Stopover?
    Búsqueda por origen y destino Stopover
    Fechas de viaje
    Fechas de viaje
    Primer vuelo
    Segundo vuelo
    Número de pasajeros
    Reservar con:
    toolbarreservation
  • Gestionar reserva
    toolbarchooseone
    Gestionar reserva
    Introduzca el código de su reserva
    Imprima su factura
  • Facturación
    toolbarmanagecheck
    Introduzca los datos de su reserva
    Introduzca los datos de su reserva
  • Información de vuelo
    toolbarchooseone
    Gerir Estado do Voo
    Introduzca la información del vuelo

3 mercados de Navidad que no va a querer perderse en Bélgica

Talvez Bélgica no sea el destino más obvio cuando se trata de mercados de Navidad europeos, pero la verdad es que los mercados belgas nada tienen que envidiar a los más famosos eventos navideños del viejo continente. Le ofrecemos tres de los más atractivos mercados belgas de Navidad, para visitar preferentemente en familia. A los niños les encantará.
1
Brujas
Independientemente de la época del año, Brujas está considerada, con justicia, una de las ciudades más bonitas de Bélgica. Es una especie de ciudad de cuento de hadas; y hay incluso quien diga que tiene el mejor mercado navideño de Europa.
Estemos de acuerdo o no, la verdad es que toda la ciudad de Brujas se engalana para estas fiestas. La iluminación pública es exuberante, hay árboles de Navidad en las ventanas de todos los edificios, y las decoraciones navideñas invaden las tiendas y esquinas del centro histórico. Un hecho curioso es que todo el mundo parece imbuido del espíritu navideño, festivo y solidario. Y todo tiene su epicentro en la bonita plaza central, con el magnífico campanario de Brujas como telón de fondo.
Para los amantes del patinaje sobre hielo, la época de Navidad es también propicia a cantidades ingentes de diversión sobre patines.
1
Gante
Ghent
Capital de la provincia de Flandes Oriental, Gante es una ciudad portuaria ubicada en la confluencia de los ríos Lys y Scheldt. En tiempos, fue una de las más prósperas ciudades europeas, aunque hoy en día es una ciudad de medio tamaño, con una gran comunidad universitaria, una especie de centro cultural de Flandes. Si de Brujas muchos dicen que es una especie de museo a cielo abierto, con su cuidado centro histórico incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de Bélgica, de Gantes se suele decir que es una ciudad vibrante, llena de vida, por «culpa» de esa gran comunidad estudiantil. Ese es el espíritu festivo que se vive durante todo el año, Navidad incluida.
En lo que concierne al mercado navideño, en las arterias cercanas a la iglesia de San Nicolás encontrará varios puestos callejeros con comida y bebida, ropas y artesanía. Es una zona im-prescindible en cualquier ruta por Gante, y el mercado navideño nada tiene que envidiar al de la plaza Sainte Catherine de Bruselas. A pesar de ser más pequeño, vale realmente la pena. Tal como Gante, como un todo que, a pesar de vivir un poco a la sombra de sus más famosas vecinas, Brujas y Bruselas, es una ciudad verdaderamente especial. Sobre todo, durante el mes de diciembre.
1
Bruselas
Bruxelas
Durante el mes de diciembre, no faltan mercados de Navidad en la capital belga, por lo que la elección puede no ser obvia. Al contrario de lo que pudiésemos pensar, el mercado más interesante no se encuentra en la Grand Place — ni siquiera hay mercado de Navidad en la Grand Place, sino un espectáculo de luces y sonido, que no es un mercado propiamente dicho. Por ello, dirija sus pasos a la plaza de Sainte Catherine, pues allí reside uno de los mejores mercados de Navidad de Bruselas.
Una vez llegado a la plaza, recorra el mercado sin prisas. Los fines de semana es probable que haya mucha gente en la calle, pero no deje que esto lo desanime. Al fin y al cabo, la Navidad es sinónimo de fiesta. Encontrará puestos en los que se venden lámparas muy alegres; en otros encontrará guirnaldas de muchos colores; y en otros zapatillas de andar por casa para el tiempo más frío. Aunque los que más llaman la atención son los puestos de comida. Créanos cuando le decimos que es un festín: queso y chocolate, crepes y waffles (o gaufres, en francés) y, cómo no, el famoso vin chaud invernal (vino caliente). ¡Pruebe todo aquello que le apetezca!
Camine, déjese envolver por los aromas y sabores navideños, caliéntese con el vino, disfrute del ambiente… No sea tímido. En esta época, Bruselas pierde la compostura burocrática y se transforma en un irreverente y bello destino al que viajar.
Por Filipe Morato Gomes / Alma de Viajante

Inspírese con nuestras sugerencias

Explore nuestros destinos

Bruselas X
Bélgica Bruselas
Familia Cultura Comida Vida nocturna