resultados
Ciudades más cercanas
    Contenido

    Un paseo por la Europa vinícola

    Un Paseo por la Europa Vinícola

    El vino está intrínsecamente vinculado a la historia, geografía y cultura europeas. Hace miles de años que los europeos cultivan uvas y crean debidas a partir de ellas. La vinicultura marca y define el propio paisaje de varias regiones del continente. Se puede afirmar que no se conoce totalmente Europa sin conocer sus viñedos. Reservando estratégicamente algunos viajes en avión, puede embarcarse en una aventura única... y sabrosa.

    Entre en los chateaux...

    Burdeos no necesita presentación, pero nunca está de más recordar los pormenores de la principal región de vinos de Francia. Aquí se producen algunas de las más prestigiosas marcas del mundo, gracias a la combinación particular de condiciones geológicas y climatológicas. La historia de estos viñedos se remonta a la época romana, pero la clasificación actual de las variedades data del siglo XIX. La producción se apoya esencialmente en las variedades de uvas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot y Malbec.

    Esta región vinícola se divide en varias zonas: Graves, Médoc, Entre-Deux-Mers, Libourne, o la propia ciudad de Burdeos y alrededores. Cada zona posee características diferenciadas y los vinos de los productores más prestigiosos ostentan el título del chateaux (castillo) en que se producen. Un periplo vinícola por Burdeos no estará completo sin visitas y catas de vino especializadas en propiedades como Château Haut-Brion o Château d’Yquem, o en las comunas (pueblos) donde se produce la variedad Saint-Emilion.

    A los pies de la colina es el néctar

    Fuimos hacia abajo y luego las tierras transalpinas. Ricas en viñedos, ya hace más de dos milenios inspiraban a los griegos antiguos a cantar loores a la Oenotrua (la tierra del viñedo). Las técnicas locales de producción tienen su origen en el cultivo de la uva por los romanos, que acuñaron la expresión «néctar de los dioses», y en la creación de diversas variedades de vinos dulces durante la Edad Media. Para conocer toda esta diversidad —existen aquí 50 zonas con denominación de origen controlada—, nada como programar unas vacaciones en Milán y concertar un paseo por las diversas propiedades con catas de vino.

    Desde Piemonte, en el noroeste de Italia, vienen vinos conocidos como los tintos Barolo y el Barbaresco, elaborados a partir de uva nativa Nebbiolo. La mayoría de la producción se concentra en las poblaciones de Alba, Alessandria y Asti (conocida por ser casa de uno de los espumosos más famosos del mundo).  En la región vecina de Lombardía, destacan las zonas de Franciacorta y Oltrepò, conocidas también por sus espumosos; y Valtellina, donde las uvas Nebbiolo son tratadas a mano y los vinos tinto, blanco y rosado son producidos con métodos tradicionales y seculares.

    Un vaso de Oporto

    La siguiente parada es el río Duero, que atraviesa el norte de Portugal, marcado por grandes extensiones de viñedos plantados en las montañas y colinas a lo largo de los bancos. Al llegar a la ciudad de Oporto, la primera cosa que hay que hacer es buscar uno de los diversos operadores turísticos que organizan paseos en barco por el Duero. El Museo del Duero, en Peso da Régua, es también parada obligatoria.

    Aquí se encuentra una tradición que se remonta a las técnicas medievales de los monjes de la Orden Cisterciense. Podemos también estimular las pilas gustativas en catas de vinos y visitas a las «quintas» (fincas), muchas de ellas fundadas por los ingleses que aquí se establecieron en el siglo XVIII después de descubrir los productos locales.

    Desde entonces, los vinos del Duero han adquirido prestigio internacional. Elaborados en condiciones climatológicas y geológicas especiales (a partir de variedades tintas como la mourisco tinto o la tinta amarela, y variedades blancas como la donzelinho branco), los vinos son envejecidos en roble y poseen aromas afrutados y ricos. Destaca la variedad de tintos Touriga Nacional, considerada la más importante de la región, y a partir de la cual se elaboran algunos de los vinos más prestigiosos del país.

    Aquí se fabrica también el famoso Vino de Oporto, un vino licoroso y fuerte que desde hace siglos hace las delicias de los apreciadores de todo el mundo…



    Viaje al sur de los viñedos

    En las extensas y calientes planicies al sur del río Tajo, encontramos otra gran región vitivinícola de Portugal. Al aterrizar en el aeropuerto más próximo (Lisboa), contacte con un operador turístico que le ayude a planear una incursión por las principales fincas y bodegas, y a conocer los calurosos y pacíficos paisajes alentejanos. 

    El cultivo de la viña en el Alentejo se remonta a la antigüedad, pero hasta finales del siglo XX la historia de la región se vio afectada por sequías, dificultades climatológicas y pobreza. Actualmente, los apoyos estatales y el desarrollo de las técnicas de los productores locales han llevado a un aumento del estatus (y fama) del vino alentejano.

    El calor, la exposición al sol y la sequedad del suelo llevan a la creación de tintos a partir de variedades como Trincadeira, Aragonez o Castelão, corpulentas y con sabores de frutos silvestres. Los blancos (variedades Roupeiro, Antão Vaz y Arinto, entre otras) son suaves, ligeramente ácidos y con aromas de frutas tropicales. La producción está concentrada en las ocho subregiones de la denominación de origen alentejana: Reguengos, Borba, Redondo, Vidigueira, Évora, Granja-Amareleja, Portalegre y Moura. 

    Antes de los Pirineos

    Proceder al este de la península ibérica, antes de llegar a la pared Pirineos, nos encontramos con la región de La Rioja, al sur de Bilbao.

    Los vinos de La Rioja se distinguen por su composición aromática y por su técnica de envejecimiento en barrica de roble, que puede durar varios años. Los vinos tintos son elaborados especialmente a partir de la variedad tempranillo, y tienen un paladar ligero e intensidad media. Los rosados (variedad garnacha) y los blancos (viura) son igualmente ligeros.

    La tradición de este vino alcanzó su madurez en el siglo XVII, y las variedades de vino y técnicas se solidificaron en el siglo XIX, llevando al desarrollo de una identidad propia del vino local, hoy en día uno de los más conocidos del mundo. Esta fue la primera región vitivinícola española en obtener la clasificación D.O.C. (denominación de origen controlada).



    Sabores florales a la orilla del río

    Pero el buen vino no es exclusivo de los países del sur. Tome un vuelo a Düsseldorf y continúe en coche o tren hasta la región vitivinícola de Mosel. Un paseo por las bodegas y fincas le permitirá descubrir una inédita levedad de sabores al mismo tiempo que aprecia la belleza del paisaje campestre alemán.

    En estos campos y colinas, atravesados por tres grandes ríos (Mosel, Saar y Ruwer), los antiguos pueblos celtas y los romanos dieron inicio al cultivo de la uva y elaboración del vino. También aquí, la producción se caracteriza por la localización de los viñedos en colinas a orillas de ríos, y en esta zona se encuentra el viñedo más inclinado del mundo (Bremmer Calmont).

    El principal atractivo de esta región es el famoso vino Riesling, que se convirtió en un símbolo de la producción vinícola de Alemania. A partir de esta variedad de uva blanca se producen mayoritariamente vinos blancos ligeramente dulces, de bajo contenido alcohólico, alta acidez y aromas descritos como florales. Se utilizan muchas veces para acompañar platos picantes o con especias. La producción se lleva a cabo sobre todo cerca de afluentes del Saar y del Ruwer, en la zona conocida como Alto Mosel. Por otra parte, en el Bajo Mosel encontramos variedades más fuertes de Riesling, con regusto mineral en el sabor. 



    Los viñedos del centro de Europa


    Un viaje enófilo incluirá necesariamente la Europa Central, en particular la República Checa. Siendo el país más conocido por su variedad de cervezas, aquí también se descubren sabores sorprendentes en lo que respecta al vino. La región de Moravia, unos 300 km al este de Praga, se ha conocido para su producción de vino, centrado en las ciudades de Mikulov, Velké Pavlovice y Slovácko e Znojmo.

    La mayor parte del vino checo es blanco, y destaca el regusto a lima y las opciones basadas en variedades como Grüner Veltliner (Veltlínské zelené) o Riesling (Ryzlink rýnský), anteriormente mencionadas. En el tinto destaca Pinot Noir. La explotación de los vinos locales pasa inevitablemente por las fincas y por los vinné sklepy, las bodegas que se encuentran por todas partes. Se recomienda reservar la visita con antelación y recorrer la región en coche o bicicleta para aprovechar el paisaje.



    Aroma dulce junto a los Cárpatos

    En Hungría vale la pena visitar la región de Tokaj, la principal de los vinos húngaros. Aquí, las calientes planicies y colinas disponen de un microclima particular, creado por la proximidad a la cadena montañosa de los Cárpatos, que domina la zona fronteriza con Rumanía y Eslovaquia. 

    Son fuertes los sabores de los vinos Tokaj, determinados por la geografía, los métodos locales y las variedades furmint, hárslevelü y sárgamuskotály, una variedad local de moscatel. Se utiliza el método de la «podredumbre noble», con uvas maduras parcialmente podridas y cargadas de azúcar. Los aromas dulces de estos vinos, con consistencia de néctar, son indicados para postres, aunque no solo. Los Tokaji («de Tokaj») son también conocidos por su gran longevidad, no siendo extraño encontrar botellas con 50 o 100 años de edad listas para su consumo.

    La historia del vino Tokaj está poco documentada, pero se piensa que se remonta al menos al siglo XII, y que alcanzó su auge en el siglo XVIII, con el aumento de exportaciones a países vecinos. Tras un periodo de estancamiento económico, han ganado nuevamente popularidad.

    Inspírese con nuestras sugerencias

    Explore nuestros destinos

    Milán
    Italia Milán
    Compras Cultura Nieve
    Oporto
    Portugal Oporto
    Cultura Vida nocturna Romance
    Lisboa Lisboa Image
    Portugal Lisboa
    Familia Cultura Vida nocturna Romance