Contenido

3 atracciones emblemáticas que no puede perderse en Dublín

Capital de la República de Irlanda, Dublín es una ciudad sorprendentemente cosmopolita. Ciudadanos de todo el mundo comparten las calles con los irlandeses. Se oye hablar portugués de Brasil. Una tienda anuncia que tiene «coxinha and guaraná». Pero existe una cultura muy arraigada de pubs y cerveza. Es una mezcla muy agradable de tradición y apertura al mundo, en una capital que puede mantener el encanto de una pequeña ciudad. En general, hay muchas razones para visitar Dublín. Estas son 3 de esas atracciones que no puede perderse.
1

Fábrica de Guinness

Bruxelas
Antes de llegar a Dublín, estuve indeciso durante algún tiempo. ¿Visitar la Guinness Experience sería una visita obligada o, al contrario, un «espectáculo» poco interesante? La única forma de saberlo era arriesgando.

Llegué al enorme edificio de Guinness sin haber comprado una entrada. Afortunadamente, la cola no era muy larga, así que no tuve que esperar demasiado. En su interior, se explicaba a los visitantes todo el proceso de elaboración de la cerveza Guinness, desde la elección de la materia prima hasta el producto final. Todo ello con una enorme profesionalidad, en la que es, muy probablemente, una de las más exitosas campañas de marketing de experiencias en la que he participado.

De todos modos, la verdad es que la experiencia está pensada al detalle y muy bien montada, y permite momentos de diversión, ocio y aprendizaje a ritmo propio. ¿Si vale la pena? ¡Sí, lo vale!
1

Biblioteca del Trinity College

Ghent
No me asustan las palabras: la histórica biblioteca del Trinity College es, sin duda, una de las bibliotecas más bellas del mundo. Para mí, fue uno de los momentos culminantes de mi visita a Dublín. Aquí se encuentra el llamado Libro de Kells, un manuscrito muy valioso del siglo IX, la mayor joya de la biblioteca. Y luego está la Long Room, la vieja biblioteca, sencillamente maravillosa. No hay nada como ese olor a libros antiguos mezclado con madera vieja y decorado con bustos de personalidades de las artes. Es hermoso, mágico, emocionante.

Por todo ello, es esencial dedicar algún tiempo a la biblioteca del Trinity College al planear qué hacer en Dublín. Es la biblioteca más grande de la República de Irlanda y absolutamente imprescindible en cualquier viaje.
1

Cárcel de Kilmainham Gaol

Además de la biblioteca del Trinity College, si había algo que quería visitar en Dublín era la cárcel de Kilmainham Gaol. Me gusta enfrentarme a una realidad que es menos rosa, porque la historia a veces revela tonalidades más grises. Eso es lo que sucede cuando se visitan lugares como el campo de concentración de Auschwitz, la isla de Robben o el campo de Tarrafal.

En las palabras oficiales, el edificio de la cárcel de Kilmainham Gaol «simboliza la tradición del nacionalismo militante y constitucional desde la rebelión de 1798 hasta la Guerra Civil Irlandesa de 1922-23». Muchos líderes fueron arrestados y ejecutados dentro de las murallas de la cárcel de Kilmainham Gaol, al igual que miembros del movimiento republicano irlandés durante la guerra angloirlandesa de 1919-21.

Y lo mejor de todo es que la visita, necesariamente acompañada de un guía, fue muy informativa y nada aburrida. Comienza con un vídeo que proporciona un contexto histórico y continúa con una visita a las instalaciones —los pasillos, las celdas, los patios interiores y exteriores— en los que antaño imperaba un forzado silencio absoluto.
 
Por Filipe Morato Gomes / Alma de Viajante

Explore nuestros destinos

Dublín
Irlanda Dublín
Cultura Comida Naturaleza Vida nocturna
Ciudades más cercanas
      Seleccione la fecha
      Seleccione las fechas
      Gusta
      Ver versión accesible en Youtube.
      WishList
      Compartir